Síguenos en:

Panorama General

 

En los primeros días de septiembre el Poder Ejecutivo a través de la Secretaría de Hacienda, dará a conocer los Criterios Generales de Política Económica para el 2018, se anticipa que los objetivos que serán más ambiciosos.

 

Esto en buena medida a los buenos resultados de las finanzas públicas en la primera mitad del año, de mantenerse el segundo semestre, los resultados previstos de superávit primario y reducción de la deuda total tanto para el presente año como para el 2018 sea mejores a lo previsto.

 

La Reforma Hacendaria propició un aumento de poco más de tres puntos porcentuales del PIB en los ingresos tributarios. No obstante, la recaudación tributaria podría estar moderando su ritmo de crecimiento, ya que por un lado el proceso de fiscalización podría estar llegando a su límite, y por otro, el menor dinamismo que se reporta en el crecimiento del consumo, se refleja en un aumento menor en la recaudación del IVA. Asimismo, el ritmo de crecimiento de los ingresos por concepto de IEPS, especialmente por concepto de gasolinas y diésel se ha reducido.

 

México

Según cifras desestacionalizadas del INEGI, durante el segundo trimestre del año el PIB creció 0.6%, respecto al periodo previo, lo que permitió que en términos anuales reportara un avance de 3.0%, cifras que se mantuvieron sin cambio respecto a las publicadas de manera oportuna. El mayor avance trimestral fue de 0.8% y se reportó en el sector terciario, con una alza anual de 4.1%. El sector secundario, registró un nulo avance trimestral y un aumento anual de 0.5%, mientras que en el sector primario los resultados fueron de una caída de 1.9% y un aumento de 0.9%, respectivamente.

Durante la primera quincena de agosto, los precios al consumidor registraron un incremento de 0.31%, lo que significó que en términos anuales la inflación se ubicara en 6.59%

 

Fuente: Centro de Estudios Económicos del Sector Privado