Síguenos en:

Resumen Ejecutivo

+  Después de un muy buen comienzo del año, la actividad económica se estanca en el segundo trimestre.

+  Se estima desaceleración en el consumo de los hogares, el gasto de gobierno y las exportaciones, junto con una disminución en la inversión.

+  La actividad industrial de junio aumentó 0.3 por ciento, sin embargo, no lo suficiente como para que hubiera una tasa positiva en el trimestre.

+  La producción manufacturera creció 0.1 por ciento en junio, mientras que la construcción avanzó 0.6 por ciento.

+  El comercio al por menor avanzó 1.0 por ciento en mayo, mientras que los servicios crecieron 1.3 por ciento.

+  Aunque la inversión fija bruta creció 0.9 por ciento en mayo, estimamos un desempeño negativo para el trimestre, en especial en lo que concierne a la construcción.

+  La confianza del consumidor tuvo un comportamiento histórico en julio al observar incrementos sustanciales en todos sus componentes. La mejoría más notable fue en la percepción de la situación económica futura del país.

+  El flujo de 12 meses de remesas registró de nuevo un máximo histórico al registrar casi 32 mil millones de dólares.

+  La inflación volvió a subir al registrar una tasa anual de 4.81 por ciento en julio.

+  El Banco de México decidió no modificar su tasa objetivo en su anuncio del 2 de agosto al dejar la tasa en 7.75 por ciento.


La debilidad de las actividades secundarias se aprecia mediante una expansión marginal de 0.04 por ciento en junio respecto al fin de 2017 y una tasa de 0.15 por ciento para la primera mitad de 2018 respecto al mismo periodo de 2017.

 

La construcción creció 0.6 por ciento en junio, mediante avances de 1.3 por ciento en la edificación y 1.9 por ciento en obras de ingeniería civil.

El comportamiento de este sector en el trimestre es la razón principal por la cual se sospecha que la inversión fija bruta tuvo un comportamiento adverso en el trimestre y que explica en buena parte la caída de -0.1 por ciento en el PIB.

La minería disminuyó -0.2 por ciento en junio y así registró una caída de -1.4 por ciento en el segundo trimestre.

 

 

Los resultados del mes de julio apuntan a que el inicio del segundo semestre del año parece estar entrando en una fase de menor fuerza, en donde el crecimiento pudiera ser bajo, incluso nulo.

Aparentemente, es la disminución de la IFB en el segundo trimestre que explicará la tasa negativa de -0.1 por ciento en el PIB.

La compra de maquinaria y equipo creció 1.1 por ciento en mayo, a consecuencia de un incremento inusual de 4.3 por ciento en la de origen nacional.

A raíz de los resultados electorales abrumadores, la percepción empresarial sobre la situación económica futura del país mostró una mejoría en julio pocas veces visto en el pasado, que sitúa esta esperanza futura en niveles no vistos desde principios del sexenio.

El indicador de confianza al consumidor registró un incremento histórico de 5.3 puntos en julio para ubicarse en 42.4 puntos en julio, el nivel más elevado observado desde mediados de 2007.

El salto mostrado en la percepción económica futura del país por parte del consumidor fue insólito. El incremento de 12.7 puntos en un solo mes resultó más de tres veces mayor al mejor mes anterior que había sido de 4.1 puntos en abril de 2003.

El flujo de 12 meses de remesas a junio de 2018 llegó a 31,975.1 millones de dólares, un incremento de 12.6 por ciento respecto al mismo mes del año anterior y la tasa anual más elevada desde febrero 2007.

En junio, el crédito a la vivienda y al consumo mostró un menor desempeño respecto al mes previo. Mientras que el crédito empresarial continuó presentando un avance.

El crédito a los hogares creció 2.6 por ciento en junio, menor al 3.5 por ciento que registró en el mes previo. El crédito a vivienda avanzó 3.8 por ciento desde 4.0 por ciento en el mes previo. El crédito empresarial creció 12.5 por ciento en junio, mayor al registrado en mayo.

La tasa de desempleo urbano aumentó en junio a 4.14 por ciento, en línea con el promedio observado a lo largo del último año y medio.

 

La tasa de inflación anual registró un aumento de 4.81 por ciento, la más elevada en cuatro meses.

Banxico no modificó la tasa objetivo de fondeo interbancario en su último anuncio de política monetaria.

En junio y por tercer mes consecutivo, las exportaciones totales mostraron una tasa negativa, en esta ocasión de –0.8 por ciento

El tipo de cambio cerró la semana del 10 de agosto en 18.9273 pesos por dólar, después de llegar a su nivel mínimo desde el 20 de abril de 18.4542 el pasado 8 de agosto.

El tipo de cambio real revertió en julio mucho de lo que había aumentado en los dos meses anteriores y muestra una subvaluación de -17.3 por ciento respecto a su promedio histórico.

 

Marco Macroeconómico Economex

2016 2017 2018* 2019*
Crecimiento del PIB 2.9% 2.0% 2.3% 1.7%
Inflación (fin de periodo) 3.4% 6.8% 4.2% 3.4%
Balance fiscal tradicional (% PIB) -2.5% -1.1% -2.0% -2.0%
Tasa Política Monetaria (fin de periodo) 5.75% 7.25% 8.00% 6.75%
Tipo de cambio (fin de periodo) 20.62 19.66 19.00 20.50
Balance en cuenta corriente (% del PIB) -2.6% -1.9% -1.8% -1.8%

 

Fuente: Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, “CEESP”