Síguenos en:

El consorcio Aldesa-Epccor ganó el contrato para la ampliación del libramiento de Cuernavaca (Paso Express) al haber obtenido el mayor puntaje en el concurso licitatorio, pero no logró las mejores evaluaciones en el rubro de experiencia en obras similares.

En la documentación de la licitación pública LO009000999-T422-2014 quedó asentado que el personal del consorcio no cumplía con el tiempo de práctica solicitado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para la obra, renglón en el que el dúo de empresas obtuvo cero puntos de los 1.44 puntos posibles que marcaba el proceso.

En cuanto a la experiencia empresarial en obras similares, Aldesa-Epccor obtuvo 3.33 puntos de los cinco posibles, puesto que la SCT únicamente reconoció como válida la experiencia del consorcio en dos obras en los últimos 10 años (aunque el consorcio dijo haber participado en seis obras similares).

En el rubro de especialización, la SCT otorgó un puntaje de cinco unidades sobre 10 posibles, debido a que el binomio de firmas únicamente acreditó haber participado en dos obras del tipo y magnitud licitado en los últimos cinco años, a pesar de que adujo haber estado involucrada en 13 proyectos.

La dupla Aldesa-Epccor obtuvo así 8.33 puntos de los 16.44 necesarios para obtener una evaluación perfecta en el rubro de experiencia ideal para ejecutar la obra.

Para decidir al ganador del contrato para construir el Paso Express, la SCT calificó las propuestas técnica y económica de cada participante, cada una con un peso de 50 puntos en la calificación final del concurso.

La propuesta técnica se desglosó en cuatro rubros: a la calidad de los insumos otorgó 18 puntos, a la capacidad del licitante dio 12 unidades (en este rubro se incluye la experiencia del personal), a la experiencia y especialidad del consorcio 15, y al cumplimiento de contratos cinco.

Para poder considerar la oferta del concursante, la SCT fijó un umbral de 37.5 puntos a obtener como mínimo en la propuesta técnica, puntaje que únicamente superaron el consorcio Aldesa-Epccor (37.89 puntos), a la postre ganador, y el consorcio conformado por GIA+A, Construcciones Urales y Azvi (39.18 puntos).

El primer consorcio salió victorioso a pesar de tener una propuesta técnica inferior a la del segundo (que obtuvo mejores notas en el rubro de experiencia), gracias a que presentó una mejor oferta económica, equivalente a 1,045 millones 857,952 pesos, inferior a la de 1,104 millones 896,871 pesos que presentó la triada GIA+A-Construcciones Urales y Azvi.

Al final, el costo final de la obra fue de 2,213 millones de pesos, como resultado de un cambio de materiales, lo que diluyó con creces la exigua ventaja económica que hizo ganar la obra a Aldesa-Epccor.

La semana pasada el Paso Express de Cuernavaca presentó un socavón que causó la muerte de dos personas cuyo vehículo cayó en el agujero al venir circulando sobre la vialidad. El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, dijo que el hundimiento fue provocado por las lluvias copiosas que se registraron días y horas antes, pues arrastraron basura y taparon el drenaje, que cruza a más de 15 metros de profundidad debajo de la autopista y que tiene más de 40 años de antigüedad.

Sobre lo anterior, el consorcio Aldesa-Epccor informó que “está colaborando ampliamente con la SCT para determinar las causas del accidente”, y coincidió en que el drenaje se colapsó por el exceso de agua, lo cual provocó la grieta en la carpeta asfáltica, ante lo cual aseguró que la alcantarilla y el drenaje “no formaron parte de los trabajos realizados para la construcción del Paso Express de Cuernavaca”.

octavio.amador@eleconomista.mx

 

Fuente: EL ECONOMISTA