Síguenos en:

Panorama General

 

Las finanzas del sector público iniciaron el año con resultados muy favorables en materia de ingresos mayores propiciaron que el déficit de las cuentas públicas también resultase menor, contribuyendo a la disminución de la deuda pública.

En enero los ingresos tuvieron un incremento anual de 8.6% en términos reales, los ingresos por concepto del impuesto sobre la renta y el impuesto al valor agregado, el origen de casi tres cuartas partes del aumento, los ingresos petroleros también como consecuencia del aumento del precio del petróleo, ha ganado casi 13 dólares por barril.

Es muy probable que este año no habrá ingresos adicionales como los provenientes del remanente del Banco de México, dada la inercia que mantiene la recaudación, el sector público tendrá recursos excedentes equivalentes a un punto del PIB. Lo importante es que esos recursos sean lo más eficientemente asignados.

El total del gasto sector público crece a un ritmo anual de 7.4% en términos reales, que es menor al incremento que reportaron los ingresos, los resultados destacan una disminución de gasto, tanto en comparación con lo aprobado como con lo ejercido, aún es prematuro afirmar que la situación financiera del sector público se ha corregido, no obstante hay otros temas que se deben fortalecer.

Para crecer se requiere de mayor inversión, actualmente la inversión pública como porcentaje del PIB es de las más bajas en los últimos 70 año

La transparencia y eficiencia del gasto son requisitos indispensables para fortalecer la estabilidad macroeconómica. La existencia de un organismo independiente que vigile la asignación de los recursos púbicos puede ser una herramienta importante en el proceso de saneamiento de las finanzas pública.

 

México

En enero la actividad industrial del país se mantuvo sin cambio, después del repunte de 1.0% que tuvo en diciembre pasado. Su comparación anual regresara a terreno negativo al reportar una caída de 0.3

La principal razón fue una caída del 0.5% en la actividad manufacturera, la variación anual de la producción manufacturera fuera negativa en 0.1%, que fue su primera caída en 21 meses.

La Generación eléctrica, agua y distribución de gas aumentó 2.0% en el mes y 1.6% a tasa anual, la construcción lo hizo en 0.5% y 2.6%, respectivamente. La minería por su parte, si bien creció 1.6% en el mes, no fue suficiente para evitar que su comparación anual fuera negativa en 5.1%, acumulo 44 meses consecutivos con resultados negativos.

FUENTES: CENTRO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS DEL SECTOR PRIVADO. “CEESP”