Síguenos en:

El director de CMM Consultores TLC-NAFTA comentó a Metalmecánica Internacional que el país azteca debe tener una política de negociaciones comerciales estratégica.

Fuente: Metalmecánica

El país azteca debe tener una política de negociaciones comerciales estratégica, particularmente en vista de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos, sostuvo Luis de la Calle, director general CMM Consultores TLC-NAFTA, durante el XV Congreso Internacional de la Industria Automotriz en México (CIIAM).

En entrevista con Metalmecánica Internacional, de la Calle consideró que el país se fortalecerá con la profundización de sus negociaciones con la Unión Europea. “Estamos en ese curso, pero hay que acelerar el paso”, dijo.

Incluso, añadió, es muy importante que tengamos una relación íntima con Canadá, país que tiene que ser nuestro principal aliado y socio; además profundizar la relación con Japón, buscar la aplicación del TTP, menos Estados Unidos, y otras alternativas, como Corea del Sur que es una fuente importante para México, pues es fuente de inversión, de insumos.

México está prácticamente abierto con esa economía y debe tener una la alianza con ellos, lo que incrementaría la competitividad del país, añadió de la Calle.

Del papel del sector automotor en la relación comercial del país con el mundo señaló que es muy importante, porque es un sector inversionista de gran nivel, creador de empleos en todo el país, sobre todo autopartes, que ha invertido en uno de los principales motores de crecimiento.

“Somos ahora el principal proveedor de autopartes de Estados Unidos. Entonces es un sector importante, no solo en materia de inversión y empleo sino también en desarrollo tecnológico”, añadió.

Sobre la participación del insumo nacional en el sector automotriz subrayó que ha crecido bastante, pero puede crecer mucho más. Tenemos ahora en el sector de autopartes y de automóviles más del 40% del contenido nacional, de acuerdo con cifras del INEGI, que es una cifra importante, pero podemos ir más lejos, dijo.

De la Calle opinó que la reforma energética tiene un impacto importante en eso porque con la disponibilidad de gas natural abundante y competitivo a precios de Texas, es más probable que el acero, los plásticos, las resinas, el vidrio y sus derivados ahora sean mexicanos. La mejor manera de incrementar el valor agregado regional y, particularmente, de México es a través de la implementación de las reformas estructurales.

La industria automotriz es un sector competitivo y se requieren aceros de alta calidad, y México ha mejorado la industria, y hay posibilidades de inversiones fuertes que se van a hacer para integrar más contenido nacional al producto exportado, puntualizó de la Calle.