Síguenos en:

La evolución general de los indicadores económicos confirma el debilitamiento de la actividad económica del país, esto aleja la posibilidad de que la economía pueda crecer 2.0% este año y la de lograr un crecimiento promedio de 4% durante todo el sexenio.

El financiamiento al consumo, a la vivienda y a las ventas de automóviles mantiene su tendencia a la baja, ante el bajo ritmo de crecimiento de la economía y las elevadas tasas de interés.

Hasta ahora, las autoridades han mostrado un fuerte compromiso con la salud de las finanzas públicas. Pero, paradójicamente, hay señales de un eventual debilitamiento de las mismas, debido a la precaria situación financiera de Pemex y de la CFE, que dio pie a reducciones de su calificación crediticia y de la perspectiva de la deuda soberana. Pemex perdió el grado de inversión. Evidentemente esta fue una señal de alerta para los mercados.

Salud, ciencia y tecnología, entre otros, la contracción del gasto público es tan pronunciada que parece insostenible. Se complica con la incertidumbre que se presentará en los próximos meses en los que se vigilará el avance en los compromisos que México adoptó para evitar que los Estados Unidos cumplieran su amenaza de aplicar aranceles a todos los productos mexicanos.

Las autoridades mexicanas aceptaron dichas condiciones y giraron instrucciones para hacer frente al problema. Comenzó el despliegue de más efectivos de la Guardia Nacional para controlar el flujo de personas. Al mismo tiempo se anunció que el gobierno mexicano daría asistencia a los indocumentados en la frontera, utilizando recursos propios, lo que representa indudablemente, una presión adicional a las finanzas públicas.

El reto sigue siendo lograr elevar el ritmo de crecimiento de la economía a fin de elevar el bienestar de la población en el mediano y largo plazos.

México

Cifras del INEGI indican que durante abril, la producción industrial registró un repunte de 1.5% respecto al mes previo, después de que en marzo cayera 1.2%.

Sin embargo, el avance mensual de la actividad industrial no fue suficiente para evitar que, en su comparación anual, se mantuviera en terreno negativo al reportar una baja de 0.4%, que fue su séptima caída consecutiva.

Estados Unidos

La Reserva Federal informó que durante mayo la producción industrial reportó un incremento mensual de 0.4%, después de haber caído en la misma magnitud el mes previo.

Durante mayo, los precios al consumidor aumentaron 0.1%, una décima de punto porcentual por debajo de lo que anticipaba el mercado.

CENTRO DE ESTUDIOS ECONÓMICOS DEL SECTOR PRIVADO “CEESP”